Catalina, la bebé que nació en el coche

  • En General
  • 09 Sep 2021 14:09
  • Por Redacción Diario el Carrer
  • 2566 visitas
Catalina, la bebé que nació en el coche

Madre e hija llegaron al hospital unidas por el cordón umbilical

Catalina es un bebé de poco más de un mese que nació en el interior del coche de su abuelo mientras llevaba a su madre al Hospital Universitario San Juan de Alicante

Amparo Blasco Gascó / Catalina es un bebé de poco más de un mese que nació en el interior del coche de su abuelo mientras llevaba a su madre al Hospital Universitario San Juan de Alicante. Esta insólita y simpática pero también tensa historia con final feliz, comenzó a las 09.00 horas del 29 de julio cuando Melinda Martínez, una vecina de Petrer de 34 años, madre de cuatro hijos y embarazada del quinto, se encontraba se encontraba en un camping del Mar Menor se puso de parto y decidió que quería dar a luz en Hospital de San Juan a pesar de estar a 140 kilómetros de ese centro hospitalario.

Aunque le aconsejaron que acudiese al hospital de Cartagena al ser el más cercano, Melinda se negó porque en sus anteriores partos había tardado horas en dilatar y pensó que le daba tiempo a llegar a San Juan.
Pocos minutos después de las 09.00 horas, acompañada de su padre y de una de sus hijas, inició el viaje por carretera hacia el municipio de San Juan.

A pesar de que los dolores cada vez eran más fuertes y las contracciones con mayor frecuencia, no rechazó la posibilidad de dar a luz en los hospitales de los municipios que iba dejando atrás durante el trayecto, entre ellos, los de Orihuela, Torrevieja y Guardamar.

Pero a pocos kilómetros del Hospital Universitario San Juan de Alicante, cuando faltaban unos siete minutos para las 10.30 horas, Catalina decidió nacer sólo con la ayuda de su madre y ante los nervios y miradas de sorpresa de su abuelo y de su hermana. Llegó a ese centro hospitalario en brazos de su madre y envuelta en una toalla.

Allí la esperaban varios médicos y enfermeras que lo primero que hicieron fue cortar el cordón umbilical y comprobar que se encontraba en perfectas condiciones y que pesaba 2 kilos y 970 gramos.