10.8 C
Petrel
martes, 7, diciembre, 2021
spot_img

Montcabrer por el Barranc del Cint

Montcabrer por el Barranc del Cint

Por: José Antonio Esparcia
Con esta cuarta entrega cerramos, de momento, la serie de itinerarios dedicados a la Sierra de Mariola. Quedan para otras ocasiones nuevas propuestas, ya alejadas del entorno del Montcabrer, menos conocidas, pero también muy apetitosas para andar: Las Buitreras, El Sotarroni o el entorno del Nacimiento del Vinalopó serán, seguro, buenas opciones para andar por esta sierra.

Para la ruta de hoy -18 Km y 850 metros de acumulado en subidas- tendremos que dirigirnos a Alcoi, a la carretera CV–976, conocida como “del Preventori”, para dejar el vehículo en el aparcamiento que hay justo en una cerrada curva a la entrada del barranco, junto a la cartelería de los senderos GR-7 y PR-CV 57. Desde Petrer, no tardaremos más de media hora. Comenzamos la marcha dejando a la derecha las ruinas de la llamada Fábrica del Llonganisero, antigua cerámica de tejas, adentrándonos en lo que enseguida es un cerrado desfiladero de altas y verticales paredes.

Caminamos por un sendero empedrado que en los años ochenta, después de muchas protestas, tuvo que realizarse para cubrir un feo tubo de hormigón que se instaló para bajar las aguas procedentes de una perforación del acuífero en la cabecera del barranco. El resultado es que quedó un sendero muy cómodo de caminar y que no afea el entorno, al contrario. Durante una buena parte del año encontraremos, según vamos remontando la senda, agua en pequeñas pozas y canalillos y, a izquierda y derecha, altos acantilados que parece quieran cerrar el cielo.

En poco tiempo llegaremos a la Font del Pastoret, luego a la izquierda veremos el llamado Mas del Potro y enseguida la Font de la Teula. Caminamos a ratos por el lecho del desfiladero y a ratos por el sendero empedrado. Éste se termina pocos metros antes de llegar a una bifurcación con un camino a la izquierda y otro recto que es el nuestro. Desde este punto vemos a la derecha un gran mas, el Mas del Bunyolero. Seguimos un poco más para llegar a un camino asfaltado con una alta caseta, es el pozo del referido tubo.

Tenemos que continuar por este camino casi dos kilómetros para llegar a Les Casetes de Vilaplana. En este punto, dejamos el asfalto y giramos a la derecha por camino de tierra. Ir atentos pues a unos doscientos metros, en una curva a la izquierda, nos salimos por un sendero a la derecha, en continua subida y casi un kilómetro después estaremos en el Coll de Sabata. Hay un camino a la izquierda y otro a la derecha, nosotros seguiremos subiendo por el sendero de enfrente otros cuatrocientos metros hasta llegar a un nuevo cruce.

 En este cruce el sendero de la derecha pasa por el Mas del Talecó de Dalt y lleva a Cocentaina, el de la izquierda va al Mas dels Capellans, seguimos recto por el sendero de enfrente otro medio kilómetro, ya subiendo por terreno calcinado en el último de los grandes incendios que demasiado habitualmente asolan esta sierra, dejamos un senderito a la derecha, en subida y nos vamos por el de la izquierda, pasaremos por dos pequeñas fuentes, casi siempre secas, son la Font Juliá y la dels Bassiets. Poco después salimos de la zona quemada y cruzando el Barranc del Carrascalet llegamos a la senda que por la izquierda viene de la Foia Ampla.

 Subimos por ella hacia la derecha y poco después llegamos, de nuevo al sendero GR-7 desde este punto solo nos llevara una media hora ir y volver a la cercana cima de El Montcabrer. Regresaremos a este punto para caminar por el GR-7, dirección Sur por Les Penyes Monteses primero y luego, en continua bajada, por suelo quemado en el incendio de Julio del 2014 hasta llegar, de nuevo, al Coll de Sabata. Desde el collado bajaremos por una buena pista forestal dirección Sur y en una pronunciada curva a la izquierda cogeremos un sendero también a la izquierda que nos evitara el gran rodeo que da el camino.

Al fondo iremos viendo las ruinas del Mas de Serrelles que están junto al camino y a la derecha una mancha arbolada de pinos, almeces, carrascas, plátanos, un sinfín de árboles y arbustos salvados con mucho esfuerzo del incendio de 2014. En este lugar, orientado al Sur, y al abrigo de altos paredones, está la Font de Serrelles y todo un conjunto de pequeñas instalaciones recreativas donde el agua es la estrella protagonista, todo se construyó poco a poco, con altruismo y a lo largo de varias generaciones por veteranos amantes de la naturaleza que aquí encuentran su pequeño “paraíso”

Una vez visitado este bucólico rincón, salimos en bajada por un pequeño camino que nos deja en otro más grande, el que viene de Sabata. Bajamos doscientos metros y nos salimos de él por una senda a la derecha. Iremos bajando por esta senda hasta llegar a las calles de una urbanización inacabada, vamos girando a la derecha, pasamos por las ruinas de la antigua cerámica tambien por la Font del Xorrador y enseguida divisaremos la entrada al Cint y nuestro coche.

otras noticias

siguenos en

4,204FansMe gusta
816SeguidoresSeguir
960SeguidoresSeguir
- Anuncio-spot_img
- Anuncio-spot_img

LO MÁS LEIDO

🍪