12.7 C
Petrel
viernes, 3, diciembre, 2021
spot_img

Presuntos culpables

DAVID LLORENTE CORTÉS

La primera semana de septiembre, todos los medios se hicieron eco de la terrible historia de una agresión homófoba en el barrio de Malasaña, en Madrid. Les ahorraré los detalles, que probablemente ya conocen, pero la descripción que hizo la víctima era espeluznante.

Dos días después, tras todo tipo de condenas y declaraciones públicas, la policía reveló que no había habido tal agresión y que la víctima se la había inventado. Esta noticia puede hilarse con el caso, por las mismas fechas, de unas influencers españolas que acusaron a un local de copas de acoso y de haberlas echado por su condición sexual, sólo para que poco después el local presentara grabaciones de las cámaras de seguridad desmintiendo completamente la versión de las influencers, y casi dándole la vuelta a la tortilla. De no ser por estas pruebas, la versión de las influercers no habría sido puesta en duda (los primeros medios en dar la noticia ya lo hicieron como un hecho, no como una denuncia) y el local de copas podría estar arruinado.

Viajando un poco más en el tiempo, también podemos enlazar con el caso del asesinato de Samuel Luiz, en A Coruña, que todos los medios todavía insisten en llamar crimen homófobo, a pesar de que las investigaciones policiales no apoyan esta idea. En todos estos ejemplos, y en muchos más, nos encontramos con unos medios de comunicación que se apresuran a lanzar un veredicto antes de que los casos lleguen siquiera a los juzgados, que sentencian a víctimas y culpables a golpe de titular, y que luego, donde dije digo, digo Diego.

Antes era común escuchar o leer, en las secciones de sucesos, expresiones como «El presunto culpable…» o «El presunto delito…». Quizás se acuerden. Últimamente ya no es tan habitual. Cada vez más, los titulares dictaminan que se ha producido una agresión, de facto, o que fulanito ha sido víctima y menganito culpable, todo ello antes de que la policía pueda siquiera escribir el primer informe.

Con la rápida difusión que tienen hoy día las noticias gracias a internet, miles de voces se alzan en apenas unas horas con una verdad de titular, dando pie a verdaderos linchamientos mediáticos en los que no entran sólo los presuntos culpables, sino todo aquel que no se sume a la turba. O te unes a la lapidación digital o eres cómplice y culpable.

La presunción de inocencia, además de un principio jurídico, es un derecho fundamental incluido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. «Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en un juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.» (Artículo 11). Es un derecho con el cual algunos grupos ideológicos parecen estar dispuestos a acabar, y esto se va viendo cada vez más a través de ciertos medios de comunicación muy politizados. Incluso desde algunas coordenadas se ha sugerido, así, sin tapujos, sustituir la presunción de inocencia, en casos de violencia de género, por un derecho penal de autor, que es aquel en el cual una persona es culpable por su condición indentitaria (en este caso, por ser hombre) y tiene la responsabilidad de probar su inocencia.

No podemos detener el protagonismo que están teniendo las redes sociales ni la velocidad a la que se difunde la información, pero sí podemos pararnos a pensar unos segundos antes de lanzar un tweet o de darle la razón a quien lanza un veredicto sin más pruebas que la conveniencia política. Sí podemos considerar todos los logros sociales que hemos conseguido, las libertades de las que disfrutamos. Porque de lo contrario, lo único que conseguimos es crear una sociedad con miedo, una sociedad que vive aterrada por hechos que no son tales, por falsas noticias que no se diferencian mucho de las leyendas de la antigüedad. Y un pueblo con miedo es un pueblo ignorante y manipulable.

otras noticias

siguenos en

4,204FansMe gusta
816SeguidoresSeguir
960SeguidoresSeguir
- Anuncio-spot_img
- Anuncio-spot_img

LO MÁS LEIDO

🍪