10.8 C
Petrel
martes, 7, diciembre, 2021
spot_img

Las imágenes de las capillas de la parroquia de San Bartolomé

Por: Amparo Blasco Gascó e-mail: amparoblasco@radiopetrer.es

La Virgen del Remedio, San Bartolomé, el Cristo con la cruz a cuestas, La Dolorosa, el Cristo Yacente, La Inmaculada y San Antonio de Papua son algunas de las imágenes más conocidas de la parroquia de San Bartolomé. Pero hay muchas más, entre ellas, las de Santiago Apóstol y la de San Luis Gonzaga

Más de una de las imágenes de la parroquia de San Bartolomé pasa desapercibida para muchas personas, incluso para aquellas que suelen frecuentar la iglesia. Este templo parroquial, que se levanta en la Plaça de Baix frente al edificio del Consistorio, cuenta con un total de 16 tallas, destacando la Virgen del Remedio, Patrona de Petrer, que preside el Altar Mayor.

Tanto la imagen de la Virgen Peregrina como la antigua restaurada fueron donadas por el Ayuntamiento de Petrer en 1939 y 1944, respectivamente. La mayoría de las tallas están presidiendo los retablos de las pequeñas capillas laterales de este espacio de culto y oración. Son retablos de escayola policromados o marmolizados, de la época de la postguerra y que se crearon ex profeso para las imágenes que iban a albergar. En la mayoría de ellos, el frontón superior está ornamentado con los símbolos que identifican a la talla que lo preside.

Si recorremos las dos naves de esta iglesia, en la de la derecha, entre la puerta de la Sacristía y una de las puertas laterales del templo, nos encontramos con el retablo que acoge la imagen del Sagrado Corazón de Jesús con los pies sobre una esfera que representa el universo, mostrando su corazón con los símbolos de la pasión mientras que con una mano señala su corazón y la otra extendida como invitando a que se acerquen a Él. Fue entregada a la parroquia en 1940 por los hijos de Bartolomé Payá Payá y Ángela Alcaraz Rico.

A continuación, la talla del Cristo Nazareno, cargando con la cruz, y el Cristo Yaciente presiden el altar de la primera capilla. Legadas a la entidad eclesiástica en 1942 por los hermanos Alfonso y Francisco Chico de Guzmán, estas imágenes se procesionan en la tarde del Viernes Santo, junto con la Virgen de los Dolores, en la Procesión del Entierro.

En el retablo de la siguiente capilla, destaca la talla de San Bartolomé Apóstol, titular de la parroquia y Patrón de Petrer, con los atributos que le caracterizan, el libro representando su anuncio del Evangelio y un cuchillo en referencia al instrumento con el que fue desollado vivo.

Mientras que en la hornacina que corona ese mismo retablo se encuentra una pequeña escultura de San Luis Gonzaga. Ambas imágenes fueron regaladas a esta iglesia, en 1941, por Luis Villaplana Reig.

El altar y retablo de la Virgen del Pilar, junto a la puerta de acceso al campanario, completan las capillas de la nave derecha de la parroquia de San Bartolomé. Una pequeña figura metálica que fue donada en 1942 por Julio Beneit Junto a la puerta de la Capilla, San José con vara florida, tomando de la mano a su hijo Jesús que porta sobre su pecho el símbolo de la cruz mientras que el frontón del ático del retablo está ornamentado con los atributos del San José Carpintero, martillo, tenazas y serrucho. El conjunto de estas dos tallas fue un obsequio que realizó Ricardo Villaplana Reig en el año 1940.

Mientras que el altar de la primera capilla, una vez pasada la otra puerta lateral de la iglesia, está presidida por la imagen de “La Dolorosa” en un retablo coronado con una hornacina que resguarda la talla de Santiago Apóstol y recientemente restaurada. Ambas fueron entregadas a la parroquia por la familia del que fue alcalde de Petrer, Santiago García, en 1942.

Una representación de Santo poco conocida ya que lo presenta como el Apóstol Guerrero, Santiago Matamoros blandiendo una espada, sobre un caballo blanco ayudando a los monarcas cristianos a vencer a las tropas de Abderramán II en la Batalla de Clavijo. Una imagen que muchos petrerenses han descubierto su presencia en la parroquia de San Bartolomé, hace tan solo un par de meses, gracias a una iniciativa de la “Tourist Info”, la Ruta del Camino de Santiago.

Otra de las capillas de la nave de la izquierda de este templo parroquial está dedicada a San Antonio de Padua que fue donada, en el año 1939, por Luis Andreu Navarro. Una imagen que, según ha comentado el párroco de San Bartolomé, Miguel Cano Crespo, desde siempre ha sido muy venerada, siendo las muestras de devoción muy frecuentes. Es el Altar de los pobres por esa atribución a San Antonio de Padua de cuidar y proteger a los más necesitados. De ahí que los donativos que se dejan en los cepillos, que se encuentran a cada uno de los lados del retablo coronado por el escudo de la Orden Franciscana, son gestionados por Cáritas.

Y cerrando las capillas de la nave izquierda, San Juan Bautista Niño, una donación de Severino García Navarro. Una imagen muy curiosa ya que, normalmente, se representa a San Juan adulto, pero que mantiene la iconografía del santo, el cordero que en este caso no se encuentra a sus pies sino que lo porta en brazos, vestido con pieles de camello y portando en una de sus manos una vara con la filacteria “Ecce Agnus Dei”.

Las imágenes de la parroquia de San Bartolomé se complementan con las que encontramos en la Capilla, La Inmaculada, Cristo Crucificado y el Niño de Praga, una pequeña talla que regalaron a la iglesia de los Niños de Catequesis de 1943. Parece ser que la Inmaculada Concepción, donada por Manuel Villaplana Reig en 1945, fue tallada por una de las pocas escultoras de la post-guerra mientras que el Cristo Crucificado es una obra de un escultor de la Escuela de Benlliure.

otras noticias

siguenos en

4,204FansMe gusta
816SeguidoresSeguir
960SeguidoresSeguir
- Anuncio-spot_img
- Anuncio-spot_img

LO MÁS LEIDO

🍪