9 C
Petrel
martes, 23, abril, 2024
spot_img

Amador Poveda Poveda. Festero y senderista

Moro Viejo de cuna, un trabajador incansable, siempre en segunda fila, no solo para su comparsa y las Fiestas de San Bonifacio sino, también, en el día a día con todo lo que acontece en su entorno más cercano, así es Amador Poveda Poveda, “Mado” para los amigos.

Las Fiestas de Moros y Cristianos, el senderismo, las setas y el balonmano son algunas de las pasiones.

Empezamos hablando de las Fiestas de San Bonifacio, ¿te parece?

Claro, como quieras.

Mado, eres moro viejo de cuna y, también, “Blanc”

Tú lo has dicho, moro viejo desde que nací, al igual que el resto de mi familia y, también, es cierto lo de “Blanc”, es mi fila desde que tengo uso de razón, desde siempre. Mi padre fue fundador de esa fila de la comparsa Moros Viejos y nunca he desfilado con otra.

¿Ni de niño?

Alguna vez de pequeño junto con otros niños, nos solían formar por edades, más o menos, pero con otra fila constituida como tal nunca he desfilado. Recuerdo que la primera vez que desfilé en una Entrada con la fila “Els Blancs” tenía sobre 7 años como mucho, había fallecido José Luis, que era el cabo de la Fila, y salí yo delante de ellos portando su espada sobre un cojín.

Después, si no recuerdo mal, volví a desfilar con “Els Blancs”, integrado ya en la fila, cuando tenía 12 o 13 años.

La fila “Els Blancs” es mi familia festera y los Moros Viejos, la comparsa que me ha visto nacer y crecer.

Es una fila con peso en la comparsa y muy comprometida, ¿no?

Bueno yo no diría con peso, me quedo más con lo de comprometida. Ha contado con miembros que se han involucrado y trabajado mucho con las Fiestas como es el caso de Juan Poveda López, de su hermano Vicente, de Arístides Dols, etc. Un compromiso que los hijos de los fundadores hemos tratado de mantener, como es el caso de mi hermano Vicente, trabajador incansable en muchas facetas de la fiesta. Nuestro lema podría ser, “Per Sant Bonifaci el que faça falta!”

¿La fila ha tenido problemas a la hora de incorporar festeros de otras generaciones más jóvenes?

No, nunca. Recuerdo que animé a unos amigos a incorporarse a la fila y paulatinamente se fue incorporando gente joven, entre ellos mi hermano Vicente. No hubo ningún problema porque el respeto nunca ha faltado. Durante los días de las Fiestas de Moros y Cristianos, cuando estaban los mayores, nos comportábamos acorde a ese momento y cuando ya se iba cada uno a su casa la Fiesta ya era distinta.

Un respeto que, al igual que el compromiso, hoy en día seguimos manteniendo.

Siempre has estado muy vinculado a las Embajadas, ¿sigues formando parte de la comisión de Embajadas de la Unión de Festejos?

Estuve muchos años trabajando en esa comisión y después me fui algo desilusionado, porque me di cuenta que no se estaban respetando los textos de las Embajadas tal y como las recibimos de nuestros antepasados.

He regresado no hace mucho, de nuevo, a esa comisión porque me preocupa que los textos de las Embajadas de Petrer, que son de los más antiguos que existen, se estén desvirtuando y todo porque alguna que otra persona considera que si se quitan unas comas o se cambia una palabra porque para ellas no tiene sentido, no pasa nada porque  no se detienen a pensar el gran valor de esos textos que datan de principios de 1800 que son textos   más antiguos que las propias Fiestas de Moros y Cristianos.

Así que mi regreso a esa comisión tiene como principal objetivo el poder blindar esos textos para que, en el futuro, nadie pueda tocar ni una coma.

¿Cómo se pueden blindar esos textos?

Estoy recopilando documentación relativa a esos textos por parte de algunos historiadores, entre ellos, Fernando Domenech, con los que tengo la intención de ponerme en contacto con el fin de determinar cuál es el texto más antiguo.

A partir de ahí, mi intención es que los textos de las Embajadas de Petrer, puedan seguir un proceso similar al que se hizo con las fallas de la noche de Reyes declarándolas bien inmaterial de relevancia local.

La escenificación de las Embajadas ha cambiado de escenario, de la Plaça de Baix a los Jardines Alcalde Vicente Maestre Juan, ¿te gusta ese nuevo escenario?

A ver, el primer año no me gustó para nada, igual se ganó en espectáculo, pero con elementos que no tienen nada que ver con nuestra Bicentenaria fiesta, debemos trabajar para darle el mayor realce posible a nuestras embajadas, pero no todo vale, este año desaparecieron los “espadachines” y demás figurantes que, con todo mi respeto, como no podría ser de otra forma, veo bien que en otros municipios sí que formen parte del espectáculo, pero esa no es mi Fiesta.

Hay que cuidar y poner en valor nuestras Embajadas y lanzar el mensaje de que no podemos olvidar que es un texto de principios de 1800, que es un tesoro y eso es lo que debemos saber vender.

Una Embajada hay que aderezarla con buenos y preparados embajadores, con participación de nuestros capitanes, estafeta de la Media Fiesta, etc. Hoy en día la comisión está trabajando en esta línea.

Después de dos años, lo que tengo claro es que hay que cuidar todo aquello que forme parte de la esencia de nuestras Fiestas de Moros y Cristianos, lo que nos diferencia de otras fiestas con menos recorrido festero.

Yo soy muy amante de la Plaça de Baix, siempre se ha dicho que en la plaza de un pueblo pasa todo lo más importante y con eso lo he dicho todo.

¿Eres partidario de los otros dos cambios que la Unión de Festejos está sondeando entre los festeros?

Vamos a ver, son propuestas sin una base clara, sin argumentos que te permitan tener un juicio de valor a la hora de pronunciarte. No entiendo que la actual directiva de la UF esté consintiendo que se lance ese tipo de globos sondas sin saber de dónde vienen esas propuestas y en qué se basan.

Además, si nuestras Fiestas de San Bonifacio fueran unas Fiestas vivas, si se hablase de Fiesta a lo largo de todo el año, este tipo de situaciones no se darían porque esas propuestas son ideas de una fuente de opinión reducida o al menos esa es mi sensación.

Creo que deberíamos trabajar por mejorar nuestras Fiestas de Moros y Cristianos en actos como la Procesión que es lamentable la imagen que se trasmite, con poca participación y sin la solemnidad que un acto como ese requiere, deberíamos de preocuparnos por analizar la fuerza que están tomando los “tardeos” y cómo están perjudicando al desarrollo de nuestros actos. Pienso que nuestra Fiesta tiene cosas más importantes que resolver que el ir vestidos el jueves o no con los trajes de Fiesta.

Otra de tus pasiones es la montaña, ¿cuándo empezaste a recorrer los montes de Petrer?

Soy un enamorado de la montaña desde bien temprana edad, cuando mi tío Antonio, “el de Puça”, hijo de pastor, me inculcó la pasión por las setas y todo lo que rodea el mundo de la montaña, el contacto con ella, su flora y fauna, desde muy niño sólo quería que llegase el fin de semana para poder escaparme a la partida de Puça para poder estar en contacto con la misma. Posteriormente, con el paso de los años, me vinculé al Centro Excursionista de Petrer y ya en contacto con Antonio “el Moro”, Santi “Fonta” y otros hacíamos salidas esporádicas por nuestras emblemáticas sierras.

En el año 2007, fui fundador de la “Colla de Caminants i prau” de la que formo parte. A nuestra colla se nos identifica con las 17 cumbres, ya que todos los años por el puente de la Constitución y la Inmaculada realizamos el recorrido de las mismas, además de ser bastante constantes en nuestras salidas semanales por todos nuestros hermosos parajes. Somos colaboradores con el CEP. siempre que demandan nuestra ayuda.

También has estado muy vinculado con el balonmano

Sí, siendo muy jovencito tuve mis escarceos con el balonmano, aunque al no poder dedicarle tiempo por estar ayudando a mi padre al salir del colegio, nunca me marqué grandes metas como jugador y llegando tan solo a jugar en los campeonatos locales y en contadas ocasiones en las ligas provinciales. Jugábamos en la pista de San Fernando que cada vez que caías te dejabas la piel en el asfalto. Siempre estuve muy vinculado hasta el punto que en la década entre los 80 y 90 fui directivo, llegando a ejercer como presidente, en una época muy mala, con grandes problemas económicos, por lo que, junto con Paco López, estuvimos unos años trabajando muy duro para intentar reducir la deuda que el Club había contraído. Años difíciles donde se llegó a perder la categoría.

En otra entrevista, profundizaremos más en tu vinculación con el Centro Excursionista Petrer, con el balonmano y con la Colla El Terròs de la que te sientes fundador, aunque tu firma no aparezca en el acto de constitución.

Gracias Mado por aceptar la entrevista y hablar de todo.

otras noticias

siguenos en

6,394FansMe gusta
1,721SeguidoresSeguir
1,047SeguidoresSeguir
- Anuncio-spot_img
- Anuncio-spot_img

LO MÁS LEIDO