19 C
Petrel
sábado, 18, mayo, 2024
spot_img

Javier Alventosa Martínez. Guitarrista

Javier Alventosa Martínez, todo un autodidacta de la guitarra, empezó a trastear este instrumento con unos 15 años. Casi dos décadas después, tiene su propio grupo “Tocata Acústica” y, además, desde agosto forma parte de “Diablos” un grupo de tributo a Estopa

Javier, ¿cuándo tus manos cogieron por primera vez una guitarra?

Si no recuerdo mal, tendría unos 15 años. En mi casa tocan la guitarra mi padre y mi abuelo Eduardo y siempre nos acompañaba en comidas o eventos familiares, pero nunca se me había pasado por la cabeza empezar a tocar la guitarra.

La verdad es que yo empecé a trastear la guitarra sin una intención concreta, mi intención no era estudiar música. Simplemente, la cogía a ratos y poco más.

Pero, más tarde, ¿empezaste a ir a clases de guitarra?

No, soy autodidacta, puedo decir que mis maestros han sido los libros y los tutoriales de YouTube y mi padre que toca la guitarra. Nunca he recibido clases de guitarra.

Entonces, eres un autodidacta, en el más amplio sentido de la palabra, ¿no?

De guitarra sí. Es cierto que cuando empecé a tocarla, tenía conocimientos básicos de música porque estuve en la Escuela de Educandos de la Sociedad Unión Musical un par de años, mucho antes de todo lo de la guitarra, aprendiendo percusión y solfeo, pero, nunca entré a formar parte de la banda, lo dejé antes.

¿Cuáles fueron las primeras canciones que aprendiste a tocar con la guitarra?

Eso no se olvida. Las dos primeras fueron “El límite del bien” de La Frontera y “Cadillac solitario” de Loquillo, la influencia de mi padre ahí está muy patente, (risas).

¿Cuándo das un paso adelante y empiezas a tocar con público?

A los 18 años, empiezo a tomarme más en serio tocar la guitarra, hasta entonces era por épocas, tocaba un tiempo y después era como si me olvidara de ella. Unos cinco años después, estando trabajando en una fábrica y en una comida de empresa, junto a un compañero que cantaba muy bien, José Manuel Muñoz,  saqué la guitarra y los dos amenizamos la sobremesa.

Tiempo después, un compañero nos pidió que tocásemos en la boda de su hermana y así “debutamos” en público.

¿Recuerdas qué fue la primera canción que tocaste en esa boda?

“Vivir sin aire” de Maná, fue en la ceremonia de la boda. Tocamos tres o cuatro canciones y, si no recuerdo mal, otra fue la de “Pedacitos de ti” de Antonio Orozco.

¿Qué sucedió a partir de ahí?

Decidimos empezar a ensayar todos los viernes con el fin de contar con un repertorio, buscamos a Carlos Navarro para que tocase el cajón, empecé yo también a cantar y creamos el grupo “Con toques flamencos”.

Nuestro debut fue con el concierto que ofrecimos en lo que era “Tascamanía”.

Además, tocábamos en cafeterías y en otros eventos de forma gratuita para que nos fuéran conociendo y poder seguir disfrutando de lo que nos gusta, a mí tocar la guitarra y cantar y a José Manuel cantar.

¿Cuándo dejasteis de ser “Con toque flamencos”?

Después de ese concierto, se unió al grupo la hija de José Manuel, Joana Muñoz, y la guitarra de Pablo Folgado, y empezamos a introducir en nuestro repertorio versiones de soul como “Stand by me” de Ben E. King, rebautizamos al grupo y así nació “Flemish Soul”, un estilo “Pitingo”.

Ya éramos cinco en el grupo, compramos un equipo de mayor calidad y empezamos a hacer bolos y a tocar en bodas, cumpleaños o fiestas privadas. Pero con el tiempo cada vez era más complicado coincidir para ensayar y, al final, el grupo se disolvió y se vendió el equipo.

Hasta que surgió “Tocata Acústica”, ¿dejaste de tocar la guitarra?

No, yo decidí seguir solo y compré un equipo. Dejé que pasara un poco el tiempo y le planteé a José Manuel la posibilidad de volver. Finalmente, lo convencí y así nació, en el año 2021, “Tocata Acústica”.

Como Carlos Navarro ahora acompaña a sus primos, “Hermanos Navarro”, buscamos a Cristian Barceló para tocar el cajón, aunque, de vez en cuando Carlos Navarro colabora con nosotros.

Y ahí vamos, seguimos tocando, como digo yo, en bodas, comuniones y bautizos, eventos privados, fiestas de cumpleaños o aniversarios y, como te decía, disfrutando de lo que nos gusta, tocar la guitarra y cantar.

Pero, además, de en “Tocata Acústica”, también, formas parte de “Diablos”, ¿cómo surge ese nuevo proyecto?

Un compañero de trabajo, Tomás Vidal, formaba parte del grupo “Ultratumba” que giraba con un Tributo a Estopa, que por diferentes motivos se disolvió. Algunos de ellos decidieron formar un nuevo grupo “Diablos” y me propusieron formar parte de él interpretando a uno de los hermanos Estopa, José.

¿Qué tal la experiencia?

La verdad es que muy bien, Estopa me gusta y disfruto con el papel de José. El último concierto fue hace unas semanas en Valencia, en “Palau Alameda, Gran Sala” y fue increíble, una pasada.

¿Dónde te gustaría tocar con alguno de tus grupos?

Sinceramente, no estaría mal formar parte el cartel de conciertos de las Fiestas Patronales, tocar en un escenario de mi pueblo.

Por último, Javi, ¿te planteas dedicarte profesionalmente a la música?

Hoy por hoy, tengo una familia y, aunque, mi pareja Almudena me apoya en todo momento, dedicarme única y exclusivamente a la música, con dos hijos pequeños, no entra en mis planes de vida, en estos momentos.

Pero nunca se sabe, la vida da muchas vueltas, aunque no creo que mi futuro se decante por ese camino.

Artículo anterior
Artículo siguiente

otras noticias

siguenos en

6,513FansMe gusta
1,779SeguidoresSeguir
1,047SeguidoresSeguir
- Anuncio-spot_img
- Anuncio-spot_img
- Anuncio-spot_img

LO MÁS LEIDO