19 C
Petrel
sábado, 18, mayo, 2024
spot_img

Jonathan Giménez Alcaraz. Piloto de motocross

Jonathan Giménez Alcaraz es un joven piloto de motocross que se subió, por primera vez, a una moto cuando tenía poco más de dos años. Lleva toda su vida pilotando motos de cross y lo va a seguir haciendo, pero, también, su intención es seguir poner en marcha una Escuela de Motocross en su pueblo, en Petrer

Jonathan, toda una vida subido a una moto, ¿no?

Se puede decir que sí porque tenía sólo dos años y medio cuando me subí a una moto. Era pequeñita y llevaba dos rodines, como las ruedas auxiliares que se colocan en las bicicletas.

¿De dónde te viene esa afición siendo tan pequeño?

De mi padre, también fue piloto de Motocross y corría en campeonatos.  Las motos y todo lo que conlleva a su alrededor ha formado parte de mi vida desde que era muy pequeño.

¿Cuándo empiezas a competir?

Empecé a correr a los ocho años así que llevo 20 años disputando carreras, aunque con algún parón debido a las lesiones. Puedo decir que casi toda mi vida llevo pilotando motos de cross, de mayor o menor cilindrada, pero ya han pasado dos décadas desde que disputé mi primera carrera.

¿Recuerdas tu primera carrera?

Claro, eso nunca lo voy a olvidar, es más, me acuerdo perfectamente porque tenía mucho miedo. Fue en el circuito de Onteniente, un día que estaba diluviando. Recuerdo, además, que terminé la última manga con las dos ruedas pinchadas, pero del barro que había en el circuito ni me enteré.             

¿Qué cualidades debe de tener un buen piloto?

Lo primero tener la cabeza en su sitio, eso de que estamos “locos” o “medio locos” no es cierto, todo lo contrario, cuando estás corriendo tienes que estar pensando en todo momento porque, en décimas de segundo, la carrera se puede ir al traste.

Además, un piloto debe de tener reflejos e intuición, ser constante y, por supuesto, estar en buena forma física.

Como piloto de Motocross, ¿las lesiones te han respetado?

La lesión más grave que me tuvo cuatro temporadas sin poder correr fue por una caída. La moto cayó sobre mí y el resultado fue unos 50 puntos en la espalda.

Y el año pasado me perdí una prueba porque me lesioné cuatro costillas y, después, en la siguiente prueba, con una de las ruedas pisé una piedra que fue directa a mi nariz y me la rompí. Esa prueba que no disputé fue clave para perder el campeonato, quedando subcampeón autonómico de motocross MX1.

¿El motocross es un deporte de riesgo?

Sí, en todo momento, desde que empiezas la carrera hasta que entras en meta porque, como comentaba antes, en cualquier momento, en décimas de segundo, te puede pasar cualquier cosa.

La tensión es constante, pudiendo llegar las pulsaciones a 180 por minuto cuando en una persona adulta lo normal es tener entre 60 y 100.

A parte del riesgo que supone pilotar una moto de cross, el esfuerzo físico es tremendo, bestial, de ahí lo importante que es el estado físico del piloto. No hay que olvidar que uno lleva tanto el cuerpo como la mente al límite durante un buen rato.

¿El motocross es un deporte caro?

Desde luego que barato no es. Hay que costear una licencia que, en el caso del Campeonato Nacional, asciende a cerca de los 500 euros, cada inscripción de una carrera supone desembolsar 64 euros cuando es provincial y 100 euros en las del Campeonato Nacional.

A todo eso, hay que sumar el coste de los neumáticos que son nuevos en cada carrera, la gasolina, los desplazamientos y otros gastos más.

Entonces, ¿los patrocinadores juegan un papel muy importante?

En la actualidad, cuento con dos patrocinios, en concreto, de dos inmobiliarias, Hot Property Spain y White & Gil. Contar con estos patrocinadores para mí es esencial y muy importante, sobre todo si quiero correr en el Campeonato Nacional.

¿El motocross te da para vivir, para llegar a final de mes?

Qué va, ni mucho menos. Yo me gano la vida trabajando como albañil y cuando termina mi jornada laboral es cuando me centro en el motocross, entrenando y yendo al gimnasio.

Después de esos años dorados con Pablo Colomina, Luisake y Álvaro Lozano, ¿tienes la sensación que la afición por el motocross, en Petrer y comarca, se ha esfumado?

Ni mucho menos, tanto en Petrer como en el resto de municipios de la comarca, somos muchos los que corremos y muchos que por una cuestión económica no compiten, pero sí que entrenan.

De verdad, somos muchos a pesar de que, para entrenar, exceptuando el de Novelda, el circuito más cercano es el de Albaida, a casi 80 km de Petrer y cerca de una hora en coche, o bien desplazarte a algún circuito de las provincias de Murcia o Valencia.

Además de trabajar, entrenar y correr, estás en la Escuela de Motocross del Circuito de Novelda, “Noveldas Land”, ¿no?

Sí, en el circuito de Novelda entreno mucho, pero, además, desde hace unos meses varios chicos de otras escuelas se han unido a mí, a partir de ahí, he empezado a sacarme los títulos necesarios para poder entrenarlos y mientras tanto me apoyo en Cristian que es la persona que está al frente de esas instalaciones que cuentan con esos títulos.

Fue en febrero cuando decidí dar el paso e involucrarme también económicamente, lo que nos ha permitido hacer una nueva pista.

Ahora, ¿tu sueño es que Petrer contara con un circuito y con una Escuela de Motocross?

A mí me encantaría que mi pueblo dispusiese de un circuito en unas instalaciones en condiciones. En esta zona podemos encontrar muchos circuitos, pero la mayoría de ellos, por no decir todos, son ilegales.

Me gustaría que Petrer contara con un espacio donde poder entrenar de forma legal.

Ese proyecto ¿supondría una fuerte inversión económica?

A ver, invertir hay que invertir, pero no es un proyecto caro. Es más, si dispusiese de los terrenos adecuados, la inversión la asumiría yo sin problema alguno.

Con los terrenos, que deben de estar alejados del casco urbano para evitar molestias a los vecinos por el ruido, quedaría hacer el circuito, habilitar una caseta y disponer de un punto de luz y de agua.

El circuito de motocross no tiene nada que ver con los de motociclismo o Fórmula 1.

Así que ahí estamos, luchando por ese proyecto que espero que, más pronto que tarde, sea una realidad. La esperanza no la pierdo.

otras noticias

siguenos en

6,513FansMe gusta
1,779SeguidoresSeguir
1,047SeguidoresSeguir
- Anuncio-spot_img
- Anuncio-spot_img
- Anuncio-spot_img

LO MÁS LEIDO